Un espacio personal de reflexión sobre la Historia y otras curiosidades.

martes, 10 de mayo de 2011

Un pueblo sanguinario, los Asirios.

Leona herida, relieve asirio.
Los asirios han pasado por ser uno de los pueblos más crueles y salvajes de la Historia. Practicaron genocidios y deportaciones con sus enemigos, además de poseer un Derecho que contemplaba duras penas y castigos como el empalamiento, la castración o la desfiguración del rostro con aceite hirviendo. Todo ello contrasta con el alto nivel cultural y tecnológico que alcanzaron. Como muestra podemos citar la gran biblioteca de Ninive, donde se han hallado más de 22000 tablillas de arcilla, tablillas donde se tratan una amplia temática, desde textos históricos a filosóficos o médicos. También fue este pueblo el primero en construir grandes acueductos, como el de Nínive, con más de 280 metros de longitud. Fue además un pueblo especialmente dotado para la guerra, siendo los primeros en usar armas de hierro, lo que supuso una enorme superioridad sobre sus enemigos.
Hacia el año 2500 a.c. los asirios se localizan en el curso alto del Tigris y el Gran Zab. Tienen como dios supremo a Assur, quien dará nombre a la capital y al país.

Imperio asirio en sus tres etapas.
Será con la caída de la Dinastía III de Ur cuando los asirios tomen fuerza, comenzando un periodo de expansión que les lleva a conquistar Babilonia septentrional. En este periodo (Imperio Asirio Antiguo, 1800-1375 a.c.) destacan los soberanos Shamshi Adad I (1749-1717 a.c.), "rey de todas las partes", quien logra extender el dominio asirio por Mesopotamia y Mari, y su hijo Isme Dagan I, quien es derrotado por Rimsin de Larsa, aliado de Hamurabi. En 1513 a.c. la invasión de Mursil I, soberano hetita, acaba con el dominio babilónico de Asiria, manteniéndose como vasallo de Mitani.
Con el soberano Eriba-Adad (1390-1364 a.c.) se consigue la independncia, inagurándose una nueva etapa (Imperio Asirio Medio, 1375-1047 a.c.). La mayor expansión territorial en este periodo se debe al soberano Tiglatpileser I, quien según los relatos, consigue someter a cuarenta y dos reinos, ampliando los dominios asirios desde el Mediterráneo a las montañas de Armenia. Con sus sucesores, y tras nuevas guerras con los arameos, Assur se repliega a sus territorios originales.
En una última etapa (Imperio Asirio Nuevo, 883-612 a.c.), se produce una nueva expansión de la mano de soberanos como Asurnasirpal II (883-859 a.c.), quien doblega a Babilonia, extendiendo los dominios asirios como en tiempos de Tiglatpileser I. Este es el momento en el que se establece la capital en Kalaj.
Con Tiglatpileser IV se funda el Gran Imperio Asirio, conquistando el norte de Siria, Damasco y Gaza. Sargón I (722-705 a.c.) vence al reino de Urartu, somete a Babilonia y derrota a los egipcios en Rafia. Funda una nueva capital, Dur Sharrukin, "la fortaleza de Sargón". Con Asarhadon (680-669 a.c.) se conquista Egipto (671 a.c.) hasta Nubia, momento de máxima expansión territorial del Imperio Asirio. Asurbanipal (668-626 a.c.) destruye Tebas y Susa. Además se experimenta un gran impulso cultural con la creación de la biblioteca de Nínive.

Asiria en el momento de mayor extensión territorial con Asarhadon.

Con sus sucesores, los problemas internos y las invasiones escitas provocan el debilitamiento del estado asirio, que acabará sucumbiendo ante la alianza de Ciaxares de Media y Nabopolasar de Babilonia, quienes llevan a cabo una dura represión, destruyendo sus ciudades y exterminando a sus habitantes.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

esta muy interesante la info me ayudo mucho saber eso para un proyecto

Anónimo dijo...

esta info esta increible sige metiendo mas info XD!!!!!!

Miguel Ángel Gandul Rubianes dijo...

Me alegro de os haya gustado el artículo. En la medida de lo posible iré profundizando en la Historia Antigua. Saludos.

Anónimo dijo...

Esta bueno esta informacion gracias

Miguel Ángel Gandul Rubianes dijo...

Gracias a usted por seguir este humilde blog. Me alegro que le haya sido de utilidad.